lunes, 8 de septiembre de 2008

Mucha música para poco público


Unas doscientas personas se acercaron al Teatro Plaza de Godoy Cruz para disfrutar de la nueva banda de Charly Alberti. Un show fuerte e impactante pero al que le faltó el calor de la gente.


Seguir Leyendo [+/-]





    Muchos se notaban sorprendidos de entrada, cuando al ingresar al Teatro Plaza de Godoy Cruz se encontraban con la sala casi vacía. Otros, tal vez lo esperaban, pero seguramente eran los menos. Lo cierto es que Charly Alberti desembarcó por segunda vez con su grupo en nuestra provincia –la anterior fue el año pasado en Geo- y ofreció un espectáculo lleno de música, muy buena puesta en escena y mostrando un grupo que tiene todas las de ganar.

    Mole suena fuerte; muy fuerte por momentos. Sus canciones son directas, sencillas pero llenas de arreglos cuidados y sentidos. Si hubiese que hablar de comparaciones podríamos decir que el grupo tiene rasgos similares por momentos- a Artic Monkyes, a The Kooks, a Kaiser Chieffs y otros tantos que viene batallando con las nuevas tendencias pero también tiene mucho de original. Por ejemplo, su cantante Sergio Bufi es todo un hallazgo. Frontman con todas las de la ley, el joven canta y muestra una fuerza envidiable; Ezequil Dasso y Charly Alberti le ofrecen una rítmica poderosa al combo mientras que toda la ingeniería sonora pasa por las manos de Andrés Alberti, hermano del batero y guitarrista principal.

    Así, el show se basó en conceptos que un Soda Stereo maneja a la perfección: impactantes puestas visuales (¿alguna vez el Teatro Plaza contó con esa puesta de luces?), sonido muy fuerte y mucha entrega. Y, de manera muy eficaz, Bufi supo transformar la soledad de la platea por un ambiente mucho más acorde al pedirle a la gente que disfrutara del show junto al escenario.

    Por el show -corto pero preciso- pasaron canciones como “Psycho” (impactante apertura), “Tal para cual”, “El bote”, “Un golpe”, “El fino hilo de la obsesión”, “Demoler”, “Agua castradora”, “Graffiti” y “Torpe original” entre otras y dejaron la puerta abierta para Mole pueda seguir creciendo dentro de este panorama rockero argentino. Al menos, tiene todo lo necesario para que así sea.

    Fuente: Walter Gazzo para MDZ


Compartir: