sábado, 11 de octubre de 2008

Zeta Bosio "Me lanzo como solista"



Zeta se toma la vida sin Soda. Y no sufre abstinencia: ahora se dedica a los medios. Como conductor de un programa de radio y otro de cable, todavía le queda tiempo para pensar en un disco. Nos cuenta todo en esta entrevista exclusiva.

Seguir Leyendo [+/-]



    Para Zeta Bosio, la vida sin Soda Stereo es igual de excitante y fructífera. Como si los planetas se alinearan delante de sus ojos, el bajista está flotando en una órbita donde, los proyectos que él mismo moldeó durante años, comienzan a tomar vuelo creativo y se proyectan popularmente. Un análisis holgazán podría deducir que la espectacularidad de la gira Me Veras Volver relanzó su personaje. Sin embargo, su agenda de actividades ya venía completa y en total funcionamiento mucho tiempo antes de que Gustavo Cerati y Charly Alberti lo arrastraran de la mano para despertar a la Gran Bestia Pop.




    En su centro de operaciones, Zeta dirige, tira ideas, piensa nuevos caminos. Mientras, a su alrededor, todo circula con una armonía similar al del trabajo de las hormigas. Con él como eje conceptual, la productora Seres de Otro Planeta pondrá en el aire la cuarta temporada de Rock Road (sábados 18hs. por Much Music), en tanto afianza el ciclo radial Keep Rockin’ y posiciona Alerta! Discos, la etiqueta de fragancia indie que tiene en su catálogo, entre otros, a Gogol Bordello, PinkerTones, Borregos Border, Simón y, en pocos meses, pondrá en las bateas argentinas a Van She, un dúo australiano que, ya les anticipamos, no pasará desapercibido.

    A pesar de todas estas funciones, Bosio halló un espacio que le genera la misma adrenalina que las tablas rockeras: el dancefloor. Desde allí y vestido con el uniforme de Dj, su información musical hace catarsis y provoca delirios en masa. Así, los fanáticos de Soda deberán agradecer a la nueva profesión del bajista, dado que, como le anticipa en exclusiva a 10Música, la vibra que recibe en las cabinas derivó en lo que será su debut solista. A continuación, una conversación que podría considerarse como “otra parte más de la euforia”.

    Con la cuarta temporada de Rock Road en el aire, ¿te ves como una proyección de aquel Zeta que, en los intervalos de Canción Animada, protagonizaba momentos hilarantes?


    Sí, tal cual (risas) Siempre que Alfredo (Lois) o Gustavo prendían una cámara, yo era el payaso. Sin tener nada pre-armado, improvisaba en el momento y a veces salían cosas con las que nos matábamos de risa. Además, ¡mirá que loco!, en la época que estabamos delineando el programa, volvía a ver Canción Animada y el primer DVD de Soda, Una Parte de la Euforia. Incluso, la primera vez que nos presentamos en el programa Música Total, cuando hicimos aquello de la granja, en un momento le saco el micrófono a Marcelo Bello y pido al aire un productor para que nos saque el disco (risas) Cuando vi todo eso, dije: “Este es el personaje que tengo que hacer”… Es natural, espontáneo. Me sale bien hacer de mi mismo (risas)

    ¿El formato del programa es parecido a la idea original que tenías o esa cosa de reality surgió en la ruta?

    Ya en el primer ciclo conseguimos lo que queríamos. Si bien salimos y armamos el programa sobre la ruta, nos dimos cuenta de que eso era fundamental, porque vos podes ir a Europa con algo pre-armado en tu cabeza pero, cuando llegás, te das cuenta de que las cosas son distintas, de que hay cosas que no habías tenido en cuenta desde Argentina y que son importantes. Entonces, hacés cambios todo el tiempo. En cuanto a la idea del reality, yo quería dejar entrar a la gente a la intimidad de como se mueve un grupo de gira. Básicamente, esto siempre lo comparo con una banda de rock, porque está el espíritu de girar, de aventura y de ir a cumplir con pautas. O sea, una banda sale, tiene que hacer 17 shows y, en el medio llueve, pasa de todo. Esto es algo parecido. También, tratamos de rescatar todo lo que tiene que ver con cuando uno está viajando, lejos de su casa, con un idioma diferente y te sentís más extraño en cada lugar. Además de hacer foco en mostrar siempre música nueva.

    Esto último, es algo que potencias desde tu programa de radio…

    Siempre digo que el espíritu de Keep Rockin’ es el mismo que teníamos los pibes que nos juntábamos a escuchar vinilos en la casa de uno porque tenía un buen equipo de audio e íbamos con tres, cuatro o cinco vinilos que nos habíamos comprado recién cada uno. Nos hacíamos escuchar temas unos con otros, charlábamos, nos comíamos un sándwich, nos tomábamos una leche o nos fumábamos un faso. Todo eso lo compartíamos en el living o en la habitación de la casa de algún amigo. Eso ya no se hace tanto. Hoy la música se escucha en el auto, en el teléfono, en el iPod y en los festivales, que son uno de los pocos lugares donde se celebra la música colectivamente. Nadie me quita a mi el placer de ver como mucha de la música que nosotros hace tres o cuatro años pasamos en la radio hoy suena en todos lados. Me acuerdo de que una vez estrené un tema de Rihanna y dije al aire: “Acuérdense de esta negrita porque la va a romper… El año que viene todos van a estar hablando de ella como si fuera la nueva Madonna”. Al mes, me bajo “Umbrella” y digo: “¡Este es el tema! ¡Acuérdense que lo escucharon acá primero!” (risas) Lo mismo pasó con James Blunt, que también dije que la iba a romper pero, básicamente, porque ya la estaba rompiendo en Inglaterra. Después, veía la cara del pibe en los afiches de los colectivos y no lo podía creer… A mi me encanta funcionar como “despertador”, generar tendencias e ir haciendo ecos.

    Sin embargo, tu faceta de Dj es la que te volvió a conectar con la vibra que genera el vivo…


    Sí, de vuelta encontré un lugar, un escenario donde engancharme con la gente. Eso era algo que estaba buscando hace años, pero no encontraba el lugar. De hecho, la profesión de Dj hizo que me esté juntando con productores. El mes que viene me pongo a componer y estoy armando material mío. Va a ser un proyecto electrónico de canciones como Zeta Bosio. Me lanzo como solista y voy a pasar de ser un Dj que pasa temas de otros a tocar producciones propias. Este era el paso que quería dar como segunda etapa. La idea es, para el Winter Music Conference del año que viene, tener por lo menos un Ep. Algunos temas serían cantados por gente que trabajó conmigo en el disco lounge de Soda y estaba pensando en que participen Babasónicos y Fernando de Catupecu… Lo estoy armando y eso depende mucho de lo que los mismos temas me vayan pidiendo. Pero, más que hacer un producto de marketing que venda mucho acá, es hacer buenos temas para incorporar a mi set, que funcionen con los temas que yo toco de afuera y darle un toque más latino y rock. Te voy a adelantar algo más: en mi disco nuevo, el primero como solista, voy a hacer alguna remezcla de Soda. Me voy a tomar 45 días para hacer el disco y el año que viene me voy de gira por Europa.

    ¿Qué sentiste cuando tuviste en tus manos el CD/DVD de la gira Me Verás Volver y la reviviste?

    Me parece que es un documento, el legado de un hito. Me di cuenta de que para mucha gente obramos como algo importante en su vida. Uno a veces no toma conciencia de lo que genera. Fue un momento mágico e imborrable para todos.

    Gustavo Bove para 10musica

Compartir: