jueves, 14 de agosto de 2008

Electrónica con espíritu rockero













Zeta Bosio está feliz con sus dos nuevas pasiones, que están relacionadas entre sí pero muy lejos del bajo y de Soda Stereo. Su vida, hoy, transcurre entre las pistas de baile y los festivales de la mano de su empresa, con la que viene impulsando a bandas alternativas de rock. Es una jugada arriesgada por fuera de las grandes corporaciones de la música. De eso habló vía telefóncia con 4AM, en una larga charla desde la oficina de su productora en el barrio de Recoleta.
Seguir Leyendo...


“Mi set es de canciones; me destaco por pasar música electrónica con espíritu muy rockero, y eso entra bien, perfecto, porque son las nuevas tendencias de la electrónica, que es rockera”

Eso, según dice, no es invento suyo, sino el resultado de sus viajes para cubrir festivales en todo el mundo para sus programas (“Rock Road”, en TV, “Keep Rockin’”, en radio). “Lo vengo viendo en Europa: se está retomando el espíritu de los 80, con mucha pista”, asegura.
Zeta tiene claro que, a diferencia de lo que pasa con una banda de rock en vivo, en la electrónica el protagonismo no es del Dj.

“La gente va a divertirse, a bailar, y es el público el que hace la fiesta, la noche”

confirma para luego explicar que los grupos llegan al escenario con un plan predeterminado, y el Dj debe ir amoldándose a la situación y a la respuesta de los que marcan el paso.

Trato de armar una idea de la situación y previamente armo el show imaginándome al público de cada lugar, porque no es lo mismo tocar en la playa que en una disco, y la música acompaña eso. También debo adaptarme al momento, porque si la gente no se engancha hay que cambiar sobre la marcha, y por eso llevo más de 200 discos,señala.

La pista empezó a ocupar más espacio en la escena rock; las revistas, por ejemplo, antes le daban un cuarto de página a la electrónica, y hoy cuatro páginas; además, hay mucha gente haciendo electrónica con banda, en vivo, porque los músicos se están adaptando a los aparatos que hoy en día dan muchas posibilidades expresivas”, señala en pose de docente de la movida.

La clave, dice, es lo que ve desde su puesto de Dj. En la pista encontré un público con ganas de vivir situaciones más interesantes de lo que pasa con el rock de hoy...”, sostiene, y eso lleva directamente a la otra ocupación que desarrolla con pasión.

El productor: “La idea es acercar música alternativa a la gente, de esa que no llega por los canales convencionales, que creo que es interesante para una parte del público”, larga como anuncio de una explicación mucho más detallada.

Para Zeta hay dos clases de público: el que recibe información y no la procesa, y el que tiene una actitud más exploratoria. “A este, que no está en la línea masiva, atendemos nosotros desde Alerta Discos”, confirma.
Como casi todo lo que hace, lo mueven sus experiencias personales. “Es algo que siento, proque a veces estuve excluido por la forma en que las compañías tomaron a la música. Es como con Soda, que armamos una banda porque no nos gustaba lo que pasaba con las bandas del rock nacional, y quisimos sumar nuestro estilo”, ejemplifica quien define a su empresa como “una productora de contenidos musicales rockeros”.

También lo motiva, dice, ver que la escena está bastante chata. “Auque hay mucho rock alternativo muy bueno, hay estilos que necesitarían un cambio muy grande, como el emo o punk, que repiten fórmulas ya gastadas”, sentencia.

La cosa es que no ve nada nuevo interesante, y eso explica la continuidad de los grandes del pasado, o el regreso de otros, como el suyo. “Las bandas que siguen en funcionamiento como Aerosmith o R.E.M. siguen siendo cabeza de cartel porque dentro de las nuevas camadas hay un boom, pero no aparecen bandas con personalidad o estilo influyente como en el pasado”, explica con nostalgia y ansiedad. En esto, conjetura Zeta, también tiene que ver el cambio que la tecnología introdujo en la industria musical. “A lo mejor alguna banda buena tiene espíritu creativo y original, pero se diluye entre otras propuestas, cuesta encontrarlas en la maraña de ofertas que pululan por internet”, señala.

Por eso, cree que es necesario volver a reivindicar el rol del Dj. “En los 60 era el que pasaba música por la radio, imponía estilos, mostraba variedad. Hoy las radios pasan lo que pautan las grandes discográficas. El Dj es un referente que unifica porque trae data nueva, ayuda a procesarla; yo hago eso como Dj, en la tele y en la radio: trato de ayudar a escuchar y disfrutar de la música que me parece buena”, asegura.

Lo que Soda dejó y lo que puede traer

“¡Plata...!”, responde Zeta Bosio cuando se le pregunta qué le dejó la vuelta de Soda Stereo a los escenarios en 2007. Pero la frase se corta con su risa, y sin la necesidad de aclarar que fue una broma, se pone serio y dice que no piensa decir “nunca más” a otro posible retorno.

“Fue una súper experiencia para los tres, pero no creo que por el momento vayamos a volver, porque no hay ningun movimiento al respecto; todo el club que se armó para organizar la vuelta está desmantelado, tendríamos que reorganizarnos y eso es una movida muy grande. Si Dios quiere va a pasar más adelante”, anuncia, con ganas de que ese “algún momento” llegue de verdad.

Para él, como para sus ex compañeros de rura, la gira y los shows en River fueron muy fuertes. “Todo esto fue muy bueno para la gente y para nosotros, y después de lo que pasó no me animaría a decir ‘nunca más’”, reitera. Zeta está contento porque el sábado, en el Electro Rock, compartirá escenario por primera vez con Charly Alberti, ex batero de Soda y ahora de Mole, su banda. “No creo que vaya a haber sorpresas, qué se yo... Si hubiera estado Gustavo (Cerati) a lo mejor...”, dice. “Charly tiene una banda bárbara, dentro del estilo; el festival va a estar bueno porque va a juntar mucha gente del palo, y por primera vez vamos a compartir un lugar así”, confirma.


El encuentro

El Elec­tro Rock se rea­li­za­rá el sá­ba­do y el do­min­go, a las 21, en el club Cen­tral Cór­do­ba (no se sus­pen­de por llu­via). Las en­tra­das an­ti­ci­pa­das se ven­den a $ 20 por día, o a $ 30 el abo­no por las dos jor­na­das en Mo­vie City (Yer­ba Bue­na Shop­ping), Too Much (Mai­pú 242), tar­je­ta Pla­ti­no (San Mar­tín al 800) y en FM Rock & Pop (Ri­va­da­via al 100).

Sábado
Djs: Zeta Bosia, Diego Ro-K, Diego Cid y Luciano Lebihan (Córdoba). Bandas: Mole, Cuentos Borgeanos, Los Sueños de Anderson y Sinapsis (Rosario).

Domingo
Bandas: Ratones Paranoicos, Arbol (presenta su nuevo disco, “Hormigas”), y las tucumanas Gran Valor, Malas Lenguas y Alem.



Fuente: La Gaceta

Compartir: