jueves, 25 de octubre de 2007

Un repleto Estadio Nacional disfrutó de Soda Stereo

Hola Chile lindo, bienvenidos al juego". Con estas palabras, Gustavo Cerati,
Cerati, el líder de Soda Stereo saludó a cerca de 67 mil seguidores de la banda que anoche corearon por más de dos horas y media los éxitos del trío trasandino, en el primer concierto que realizan en Santiago, en el marco de su gira "Me verás volver".

Con un dominio pleno del escenario, el guitarrista, acompañado en el bajo por Héctor "Zeta" Bosio y en la batería por Charlie Alberti, además de músicos invitados, demostraron una vez más por qué son considerados la banda más importante de rock latino surgida en el vecino país.

Con el tema "Juegos de Seducción" comenzó este recital, esperado por diez años, década en que el trío se mantuvo disuelto y en donde sus integrantes desarrollaron una carrera propia.


Cerati, con su clásica actitud en el escenario, de pocas palabras y virtuosismo en la guitarra, bromeó en algunos instantes con sus compañeros de banda, a quienes comentó en un par de oportunidades "esto es un déjà vu", recordando así el éxito que, desde sus inicios, Soda ha tenido en Chile.

"Ustedes no saben lo que para nosotros significa estar acá", dijo, en evidente felicidad, el guitarrista.

Más allá del espectáculo, el público quedó satisfecho con el show, reconociendo que "el sonido estuvo impecable, excelente", tal como lo señalaron todos los consultados a la salida del recinto deportivo.

Entre ellos figuraban algunos rostros de la farándula criolla, como el infaltable Miguel "Negro" Piñera, además de los habituales Adriana Barrientos, Giovanni Ananías, y la recientemente consagrada como estrella, Raquelita Calderón Argandoña. Catalina Pulido, por su parte, intentó escabullirse de la prensa, pero finalmente igual comentó su felicidad por ver en vivo a uno de sus grupos favoritos.

En tanto, Manuel Neira fue solo a disfrutar el show "porque a Pamela (Díaz) no le gusta Soda", reconoció el futbolista.

Pero no todo fue risas. Algo molesto abandonó el Estadio Nacional Arturo Longhton, quien reclamó que en el sector Vip no había las comodidades prometidas. Pese a ello, reconoció haber cantado la mayoría de las canciones que Soda Stereo regaló a su público en este recital.

El proximo miércoles, quienes no pudieron disfrutar de este show, tendrán su minuto de revancha, pues la agrupación trasandina realizará el segundo de sus recitales de la presente gira, también en el Estadio Nacional.

Compartir: