domingo, 4 de abril de 2010

El universo a su favor


Nora Lezano

Después de una década Gustavo Cerati arriba el viernes al estadio Ruca Che con “Fuerza natural”, un disco que representa varios cambios en lo musical y personal. ¿Soda Stereo? Una burbuja en el tiempo que probablemente no vuelva a ocurrir.

Leer [+/-]


    A sus cincuenta años transita por una de su mejores etapas de su vida. “Fuerza Natural", quinto y último disco solista, es el reflejo y estado puro en el se encuentra hoy Gustavo Cerati. El hombre alado que parece no detenerse nunca y que muchas veces va a contramarcha de lo que pasa en la escena actual de la música. Muchas veces es y fue tildado de vanguardista, aunque eso es algo que no siente, y mucho menos se siente identificado. Como si fuera ese jinete enmascarado que sobrevuela los aires de ciudades, una imagen que retrata la tapa de su placa, Cerati otra vez encendió su nave y volvió a las giras. Justamente, el estadio Ruca Che será el próximo viernes uno de los espacios escogidos por el músico para continuar desplegando sus nuevas canciones, que emergieron al realizar un borrón y cuenta nueva, después de lo que significó toda esa “burbuja en el tiempo” –tal como lo define sus palabras- que fue el regreso, giras y locura incluida con Soda Stereo.

    A diferencia de su ultima actuación a fines de los ‘90 con los aires frescos de “Bocanada”, esta vez Cerati visita por segunda vez el sur de forma solista –antes lo había hecho en tres oportunidades con Soda- con una imponente puesta en escena concebida por Martín Phillips, responsable conceptual de las giras de Nine Inch Nails, Kanye West y Daft Punk. Antes que eso suceda el guitarrista adelantó algunos detalles del show además de ratificar que “Fuerza Natural” es un paso adelante que sigue disfrutando.

    “Después de un impasse un poco se reformuló el show para comenzar está gira. De la época de “Bocanada” que no voy así que estoy feliz de hacerlo, por eso me encanta la idea de reencontrarme con Neuquén”, señaló Cerati.

    El público que llegue al Ruca Che se podrá topar con un show visual de alto vuelo, que tendrá su desarrollo en dos partes. Principalmente, la primera transitará por las nuevas canciones, mientras el cierre se dará con un abanico de obras de trabajos anteriores. “La puesta es similar a lo que fue el club Ciudad pero se va adaptando a los lugares. Lo mismo pasa con los temas. En esta gira hay un montón de canciones más y hay una reserva más amplia de temas de otros discos”, dijo el guitarrista que comenzó su nueva gira en Rosario ante más de 20 mil personas.

    Si bien “Fuerza Natural” fue editado hace varios meses Cerati sostuvo que es un trabajo que le cerró en todo aspecto, algo que hacía mucho no le ocurría.

    “Sigo muy contento con el disco. Me parece que pocas veces me ha cerrado tanto una idea. Para mí, si bien puede o no percibirse desde afuera, representó varios cambios en lo lírico y en la forma que trabajé las melodías. También hay una cosa muy fluida de composición que hacía mucho que no me pasaba. En 2007 estuve dedicado a todo lo que fue Soda y esto fue un poco un “refresh” de mis cosas. A mí me siguen gustando los desafíos y si me meto en esos bretes por algo será. Creo que el proceso fue buenísimo y el resultado que esta teniendo en vivo subraya más lo que significa cuando uno lo manifiesta y lo toca. El disco para mí tiene mayores riquezas tímbricas que lo que estaba haciendo anteriormente”, aseguró el ex Soda.

    “Ahí Vamos”, su anterior y exitoso trabajo, se caracterizó por el sonido de guitarras que presentó. De todas formas, Cerati rescató y destacó el sonido que presenta “Fuerza Natural”.

    “Tengo una banda notable de músicos y amigos. Somos tres guitarristas en escena y todos los arreglos que se hicieron fueron muchos. “Ahí vamos” se ve como más guitarrero pero este disco lo es mucho más, aunque es más sutil en la forma en que está planteado. Necesitaba mucha carga por ese lado para no usar cosas grabadas y está buenísimo el diálogo que se da con la banda”, aseguró el músico.


    Desafío personal



    El positivismo en la letras de este nuevo material se ve claramente manifestado en temas como “Magia” (“Todo me sirve, nada se pierde. Yo lo transformo. Se nunca falla. El universo está a mi favor”). Al consultarlo sobre si “Fuerza Natural” funcionó como una especie de catarsis, Cerati optó por resaltar que fue más un desafío escribir desde otro lugar.

    “Siempre es más fácil escribir desde el lugar del retuerce o sufrimiento. Cuando estás como el “orto” o te aprieta el alma las cosas parecieran salir con mucha más velocidad. Pero es machismo más desafiante para mí hacerlo desde otro lugar en el que no tengo que ser retorcido. Si observo algo alrededor que me parece que está bien, como energías de la naturelaza, que es lo que trata un poco el disco no es ni bueno ni malo y es lo que es y es más potente que uno. Para mí escribir, sobre algo sin necesidad de estar machacándome, me parece mucho mas desafiante”.

    Por otro lado agregó: “Las letras tienen que volar. Me tengo que forzar para que bajen a la tierra. Es un tema donde aparece más el intelecto y uno está eligiendo una palabra en lugar de la otra y uno las lee y relee mil veces. Es otra mecánica diferente a la música, pero tiene que estar influenciada por ella. También hay colaboraciones que sirven un poco para ampliar el concepto. Es un momento glorioso cuando llega una canción. La sensación de triunfo o satisfacción por una canción terminada, y más allá de lo que luego suceda con ella, es algo que aún me llena el espíritu”.

    Benito Cerati

    Benito, hijo mayor de 16 años, ha tenido participación en la placa colaborando en tres temas (“Fuerza natural”, “Desastre” y “Rapto”), al igual que ya lo hizo en “Adiós”, tema incluido en “Ahí vamos”. Sobre la intervención en el material el ex Soda manifestó que el mismo se encarga de recurrir a su hijo.
    “El esta muy cercano a lo que hago y conoce el estado embrionario. Después escribe fantástico. Hay muchas frases e idea que a partir de conceptos que él hizo o estaba escribiendo los desarrolló y quedaron en el disco”
    , señaló Cerati padre.
    Más adelante acotó: “Él tiene su primera banda y no sé si va seguir. Ahora realizó versiones de Michael Jackson que están muy buenas y por ahí la sacamos. Igual todavía no sabemos porque está finalizando al trabajo”.


    Cosas que ocurren


    El pasado 12 de marzo Cerati y su banda invitaron a escena a Andrés Calamaro en el concierto “Argentina abraza Chile”, donde juntos interpretaron “Crimen” y “Trátame suavemente” (Daniel Melero). Algo similar ocurrió en la presentación de su placa anterior en el mítico estadio Obras, en el cual Ricardo Mollo fue invitado.Ante ambos acontecimientos, que sirven para ilustrar una página más del rock, y para disparar un futuro proyecto a dúo, el vocalista manifestó:

    “Como pensado no hay nada. Si lo hiciera tendría que ser con mucho plan de antemano. Por ejemplo, “Colores santos” –disco que hizo junto a Daniel Melero en el ‘92- es un disco que quiero mucho y es especial en mi vida como en la de Daniel (Melero) porque ambos padres fallecieron en una época muy importante y emocionalmente inestable. Y al mismo tiempo fuimos empujados por mucha inspiración y hubo hasta una especie de competencia creativa entre los dos que funcionó bien. Sin embargo, ni siquiera pensábamos hacer un disco. Empezamos hacer canciones por el disfrute de hacerla y terminó en eso. Lo mismo pasó cuando me llamó Ricardo (Mollo) y me comunicó que le encantaba “Crimen”. Así que se vino al show y cantó. Nunca tengo nada planeado pero las cosas ocurren”.


    Ningún vanguardista


    Desde sus etapas con Soda Stereo Cerati fue un buceador de sonidos. Un músico que buscó siempre algo distinto. “Canción animal” y “Dynamo”, son dos discos de la banda que sorprendieron por su sonido. Lo mismo que ocurrió con “Bocanada” (1999), segundo trabajo que hizo como solista. Precisamente, varios medios han tildado a Cerati como un músico vanguardista, pese a que nada de eso tiene que ver son él, según su pensamiento.

    “No me considero vanguardista. Pasa, que en el estado de popularidad que tengo, y del cual me puedo aprovechar, nunca me quede demasiado quieto. Sólo me interesó revolver un poco y cambiar en las medidas de mis posibilidades e incorporar cosas nuevas a lo que venía haciendo. Quizás en relación a otros parezca vanguardista. Pero si hablamos de vanguardia pienso que es otra cosa".
    .

    De gente que hace música con plantas, por decir algo. No me siento delante de nadie. Pero puedo afirmar que no soy muy conformista y no me divierte hacer lo mismo durante todo el tiempo. No estoy en ningún estado de sentarme en un sillón y que me dé lo mismo cualquier cosa y salgan cosas porque soy yo. Siempre es como que tengo que hacer un esfuerzo y necesito sentirme un poco sorprendido en lo que pueda hacer. Me parece que es la única manera en la que evoluciono un poco”.

    En 2006 el cantante tuvo algunos problemas de salud, algo que ya superó, aunque reconoció que tomas ciertos recaudos. “Por suerte hice yo todo lo que tenía que hacer y estoy muy bien. Tenía un problema que era relacionado con los viajes en avión y otro que era sobre la circulación en la sangre. Igual existe una parte mía que parece no crecer nunca y no siento diferencia con el pasado”, confesó el guitarrista.

    Respecto a su futuro arriba de los escenarios Cerati parece tener cuerda para rato, siempre y cuando le dé el cuero, según sus propias palabras:

    “Este año voy a estar tocando mucho. Quedaron muchas canciones afueras de este disco y otros, así que es probable que haga algo con ellas. Desde el punto fílmico tengo ganas de hacer algo. Por ahora todos los proyectos tienen que ver con esto. Todavía no pienso en hacer un disco nuevo. Mientas me de el cuero voy a seguir tocando. No creo que sea Mick Jagger porque pocas veces he visto a alguien tan enérgico a los 70 años. Pero bueno…con que tenga la mitad de esa energía estoy bien”.


    Chau Soda

    En 2007 el estadio River Plate sintió el temblor durante seis noches con el regreso de una de las bandas más importante de Latinoamérica. Lejos de la locura que significó esa reunión histórica el ahora ex Soda rememoró el regreso.

    “Fue una reconciliación con el pasado en un momento que sentía que había que hacerlo. No quería reflotar algo por una cuestión económica. Éramos concientes que Soda era una presencia importante en la música en Argentina pero nunca imaginé semejante nivel de convocatoria. Fue inolvidable. Pero está claro que esto no va a volver a ocurrir, no existe posibilidad alguna”.

    "Magia", lo que viene

    Los videos de “Déja vu” y “Rapto” son dos de las producciones que forman parte de lo que será una especie de cortometraje. Precisamente, Cerati adelantó que en pocos días saldrá la realización de “Magia”.

    “La idea es hacer todos los temas del disco. No es fácil por la movilización que hay que realizar y el presupuesto que significa. Hay una especie de trayecto como pasa con el disco. El próximo video que sale es “Magia”. Si bien la historia se va armando, la seguidilla de temas no va en secuencia pero en algún momento terminaré todo los temas y se podrá ver completo con un sentido integral. Por el momento son como capítulos”, comentó Cerati.

    Falta de locura

    Últimamente la escena nacional se halla en una meseta y son escasas las bandas que experimentan algo nuevo o al menos no se observa un avistamiento sobre sonidos que puedan prometer un cambio. Sobre el actual estado del rock en nuestra tierra el cantautor opinó:

    “Los años marcan un montón de cosas, porque lo mío tiene como una cosa ya clásica. Creo que no soy el resultado de una generación espontánea. Para mí fue importante que hayan existido tantos referentes en el pasado, como Spinetta, Charly (García), para que me lanzara, que de alguna manera ahora uno está resultando un poco eso para las nuevas generaciones. A veces me lamento tener una tradición musical en cuanto al rock tan importante, que a veces se bastardee tanto con gente que hace shingle para los suyo o para el barrio como si eso fuera suficiente. Pienso que escuchando a gente como Pappo o épocas, el rock parecía tener una mentalidad más abierta. Nadie quería hablar de solamente lo que pasaba alrededor. Volaban un poco o a su manera. Por eso creo que falta un poco eso. Un poco más de locura”.


    Fuente: Luis Castillo para Díario La Mañana

Compartir: