viernes, 18 de septiembre de 2009

Gustavo Cerati: “Ya no me imagino una gira sin pasar por el Perú”

“Fuerza natural” es un disco que ofrece un sonido muy distinto al “Ahí vamos”, su anterior trabajo. En verdad, el músico argentino Gustavo Cerati nos ofrece un retrato más íntimo. “Tengo la necesidad de cambiar el enfoque en cada disco, y en esa dialéctica es en la que me puedo sorprender con alguna faceta mía aún inexplorada”, nos explica el ex Soda, quien aún programa la fecha de su posible venida al Perú.

Leer [+/-]


    “Ahí vamos” salió por la necesidad de hacer algo más power y clásico. De paso, funcionó muy bien para sacudir esa especie de modorra “cool” con la que me estaban encasillando. En “Fuerza natural” me concentré en liberar las estructuras y poner mayor énfasis en lo acústico y orgánico. Tanto la electrónica como los instrumentos “tradicionales” interactúan más naturalmente”, afirma el músico, que sigue apostando al eclecticismo, incluidos lo folk y la psicodelia. “Es un viaje personal diría, pero conectado con todo lo que me rodea. Lo siento nuevo y, al mismo tiempo, desarrolla varias ideas esbozadas en discos anteriores”, añade.

    ¿Sientes que al hacer un disco como “Fuerza natural” te has reinventado?

    Es posible. Pero lo más importante es que me sentí relajado, desprendido de presiones y eso se nota en el resultado. Fue muy emocionante hacerlo y la libertad de ir por donde me da la gana está más presente que nunca en este disco.

    Hace poco comentaste que después de este disco ya puedes morir tranquilo. ¿Qué has sentido con este álbum que no hayas sentido con los demás?

    No fue eso lo que dije. “Si me retirara hoy…” fue la frase, ¿un poco menos dramática no? El entusiasmo me lleva a pensar que este disco sería un buen legado si dejara de grabar discos. Pero es una suposición, voy a seguir haciéndolo…

    Lanzaste una línea de ropa con tu nombre, muchos piensan que estás fuera de los patrones de lo que se esperaba de Cerati. ¿Cómo tomas esto y que te pareció esta experiencia?

    El ofrecimiento vino de Falabella, nos juntamos con Manuel Morales, el diseñador con quien trabajo hace varios años. Teníamos la libertad de armar una colección a nuestro gusto y fue entretenido hacerlo. Hubiera sido suficiente con solo poner mi nombre, pero le dimos una vuelta más a la cosa y es mérito de Manuel en gran parte. Yo aporté algunas ideas y hasta algún diseño por ahí, pero es claramente una ropa que me pondría. Está inspirada en lo que uso o me gusta, desde los cortes hasta los diseños, así que estoy contento con el resultado. Igual creo es un hecho aislado, no tengo en mente seguir con ello en el futuro, aunque quién sabe. Ni siquiera estaba en mis planes hacerlo.

    Al lanzar el disco en versión vinilo, afirmas que vas a contramano de la historia. ¿Qué es lo que no te gusta de esta nueva era de música digital?

    El MP3 está bien, cumple su función práctica, pero no suena ni parecido a lo que uno imaginó o grabó. El rango sonoro está muy restringido, entonces, creo que hay que apostar también a tecnologías que llegaron a su máxima evolución, como el vinilo, aunque parezca retro, para que la calidad artística se mantenga. Lo digital sigue su desarrollo y aún está lejos de ser el ideal y ni hablar de la música comprimida en un teléfono. Todo es válido, ¿pero sabes quiénes compran más vinilos hoy? Las nuevas generaciones. Lamentablemente, es un producto caro, porque hay que hacerlo en el exterior, en este caso en Francia, pero cuando ves el objeto y lo escuchas notas la enorme diferencia.

    En el disco anterior incluiste una canción compuesta junto a tu hijo Benito, en este él también tiene participación en tres canciones. ¿Cómo es la dinámica para componer con él? ¿Compartes los gustos musicales de tu hijo?

    Está tan consustanciado con lo que hago, que la colaboración se dio espontáneamente. Estábamos de vacaciones, él conocía las canciones desde su origen y varias de sus ideas encajaron a la perfección con lo que estaba escribiendo. A veces le daba alguna pauta o título y lo dejaba volar libremente. Otras propuso algo que me pareció mejor incluso que lo que yo había escrito. Tanto él como Lisa tienen una gran sensibilidad y cultura musical, es algo que han absorbido desde que nacieron, más allá de que se dediquen o no a esto.

    ¿Cómo notas la respuesta del público peruano cada vez que vienes a Lima a presentar un disco solista?

    ¿Qué puedo decir? Siempre ha sido fantástico tocar ahí, los peruanos son muy efusivos e informados y desde los primeros tiempos de Soda he sentido una fuerte conexión. Ha sido y aún lo es un lugar fundamental para tocar, la paso muy bien y conservo muchos recuerdos.

    Has visitado nuestro país muchos años y eso ha hecho que tu relación con el Perú sea muy fuerte, incluso se dice que Soda accedió a cobrar menos en su última gira para no dejar a nuestro país sin verlos. ¿Qué tan cierto es esto y cómo sientes tu relación con el Perú?
    Es cierto, he insistido mucho en ello y creo que es una forma de retribuir tanto cariño e interés por lo que hago. Ya no me imagino una gira que no pase por el Perú.

    ¿Cuándo vendrás a Lima a presentar este disco? ¿Dónde empezarás la gira y cuánto durará?

    Estamos viendo si será en este primer tramo de la gira: noviembre-diciembre. Creo que es probable. De cualquier manera, más tarde o más temprano, iré por allí a presentar “Fuerza natural”, eso se los aseguro.

    Fuente: Elcomercio

Compartir: